El presidente Andrés Manuel López Obrador, rechazó que el atentado que sufrió el expresidente estadounidense Donald Trump (2017-2021) vaya a tener consecuencias en México.

Ante la pregunta de si el atentado repercutiría en México, respondió que no, pues "afortunadamente no se asesinó al ex presidente Trump".

El presidente también remarcó que el inteto de asesinato “es muy inhumano, porque en política podemos ser adversarios, pero no enemigos. Y en las contiendas podemos darnos trato de enemigos a vencer, no de enemigos a destruir, por eso condenamos este hecho”, dijo.

Además, explicó que se encontraba en una gira de trabajo, acompañado por la virtual presidenta electa Claudia Sheinbaum y, ella fue la que se enteró primero por una alerta en su celular.

“Estábamos en una gira y terminando un acto en compañía de la presidente electa, ella, en su teléfono, vio la imagen, todavía inicial y ya buscamos más, eran los primeros minutos", relató.

El presidente también recordó que México ya vivió un episodio similar, cuando asesinaron a Colosio.

"Afortunadamente no asesinaron al ex presidente Trump. Nosotros ya hemos padecido de estos momentos de mucha incertidumbre y tristeza, cuando fue el asesinato de licenciado Colosio que nos dolió mucho a todos”, concluyó.

Finalmente consideró que si hubiesen asesinado a Trump también hubiera afectado a México porque hubiera habido “mucho impacto” y “convulsión” en el mundo.

 
 
 
 
 

En su conferencia matutina, el presidente reiteró que es un acto de violencia injustificable.

 

Trece organizaciones humanitarias lanzaron de forma conjunta un informe este lunes en el que recogen los problemas que afrontan para trabajar en la Franja de Gaza, desde un control exhaustivo de sus movimientos hasta tener que recurrir a carros tirados por burros por la falta de combustible.

"El movimiento para llegar a las personas más vulnerables dentro de la Franja es inseguro y restringido", denuncian en un comunicado las ONG, en el que recuerdan la preocupación constante por sus trabajadores en el territorio palestino.

 
 
 
 
 

"La mera entrada de camiones en Gaza no garantiza que los recursos lleguen a sus receptores debido a motivos de seguridad", explica el informe, respondiendo indirectamente a los constantes mensajes del COGAT (el organismo militar israelí que gestiona los asuntos civiles en los territorios palestinos) que culpa a las organizaciones de no recoger la ayuda que entra al territorio palestino tras pasar sus controles.

Entre los firmantes se encuentran ActionAid (AA), Care, Médicos del Mundo (MDM), Médicos sin Fronteras (MsF), Mercy Corps (MC), el Consejo Noruego para los Refugiados (NRC, por sus siglas en inglés), Save the ChildrenPrimera Urgencia Internacional (PUI), Plan InternacionalOxfamNorweigan Church AidDanChurchAid (DCA) y Handicap Internacional.

Deterioro del acceso de ayuda humanitaria

Estas organizaciones denuncian que "ninguno de los accesos por tierra a Gaza -los más efectivos y viables para entregar ayuda- ha estado completamente operativo desde octubre de 2023, mientras que el norte de la Franja permanece aislado del sur por el Ejército israelí".

Al sur, el único acceso viable es el de Kerem Shalom, que se encuentra en una zona de combate activo. Mientras, el de Rafah, fronterizo con Egipto, permanece cerrado desde que el Ejército lanzó su ofensiva contra la ciudad el pasado 6 de mayo.

Al norte, el único paso en funcionamiento es el de Erez West, "inadecuado para cubrir las necesidades de la gente de la zona", una de las más afectadas por el hambre y la crisis humanitaria general en Gaza.

Además, la ayuda que entra a Gaza desde el norte viaja desde Jordania, y es víctima habitual de la violencia de colonos israelíes, que detienen los camiones y destrozan sus cargamentos.

En cualquier caso, la cantidad de ayuda que accede al devastado enclave es insuficiente: antes de la guerra, entre 10 mil y 11 mil 500 camiones accedían mensualmente al territorio palestino, mientras que desde su inicio hasta el pasado 9 de julio, sólo 41 mil 234 lo han conseguido (menos de 5 mil al mes), siendo las necesidades de los gazatíes mucho mayores.

En ese sentido, las organizaciones denuncian que las operaciones humanitarias están confinadas a una "cada vez más pequeña" zona que "nunca ha probado ser segura".

Cooperantes en riesgo

En los últimos nueve meses, 274 cooperantes y más de 500 trabajadores sanitarios han perdido la vida en Gazavíctimas de los ataques israelíes que afectan a sus infraestructuras.

"Los supervivientes afrontan un peligro constante, refugiándose de bombas y teniendo problemas para encontrar comida, obstaculizando su labor", denuncian las ONG.

Entre las que suscriben el informe, Handicap Internacional sufrió el bombardeo de la casa de uno de sus trabajadores en Nuseirat (centro), que acabó con su vida.

Por todo ello, estas organizaciones "continúan llamando a un alto el fuego inmediato y duradero", manteniendo que "es la única forma de proveer asistencia humanitaria y proteger y salvar vidas en Gaza".

Una jueza de Florida desestimó este lunes la causa penal contra Donald Trump por mala gestión de documentos clasificados, alegando que la forma en la que se designó al fiscal general del caso, Jack Smith, fue incorrecta.

La decisión de la jueza Aileen Cannon supone una enorme victoria para el expresidente, que había sido imputado por poner en peligro la seguridad nacional al llevarse documentos secretos tras abandonar la Casa Blanca.

 
 
 
 
 

Cannon tomó su decisión después de que los abogados del exmandatario de 78 años pidieran una suspensión parcial del caso para permitir una evaluación de un fallo de la Corte Suprema que establece que un expresidente tiene amplia inmunidad judicial.

"Se CONCEDE (mayúsculas están incluidas en el fallo, ndlr) la moción del expresidente Trump para desestimar la acusación basada en el nombramiento ilegal y la financiación del abogado especial Jack Smith", escribió Aileen en su orden.

La noticia se conoce menos de dos días después de que Trump sobreviviera a un intento de asesinato en un mitin en Pensilvania el sábado, y cuando está a punto de ser anunciado oficialmente como el candidato de su partido en las presidenciales de noviembre, durante la Convención Nacional Republicana de esta semana.

 

En el caso de Florida, Trump se enfrentaba a 31 cargos de "retención intencional de información de defensa nacional", cada uno castigado con hasta 10 años de prisión.

También se le imputaban cargos de conspiración para obstruir la justicia y hacer declaraciones falsas.

Trump mantuvo supuestamente documentos clasificados -que incluían registros del Pentágono y la CIA- sin la protección adecuada en su mansión floridana de Mar-a-Lago, y obstaculizó los esfuerzos de la justicia por recuperarlos.