Uriangato.- Comerciantes unidos de la Avenida Leovino Zavala, acceso principal del municipio, se manifestaron en contra del proyecto de pavimentación de las banquetas en dicha vialidad, que el gobierno municipal pretende arrancar el próximo lunes.

 “Señor gobernador, no permita que nos cierren nuestras fuentes de trabajo, nuestra postura es firme, no a esta obra; no a la pérdida de empleos; no a la afectación del comercio; queremos respeto”, se leía en lonas y pancartas que portaron los comerciantes durante una marcha que realizaron hasta llegar a la presidencia municipal en donde subrayaron que se trata de una manifestación pacífica.

 El alcalde interino, Gilberto Pérez, acompañado del síndico, cuatro regidores y el secretario del Ayuntamiento, tras la petición de los comerciantes salió a escucharlos e informó que llevar a cabo la pavimentación de las banquetas no es una decisión única del presidente municipal, sino de todo el Ayuntamiento.

 Y recordó que en reunión con ellos mismos ya se les había dado a conocer cómo se pretendía realizar la obra, “esto es un acuerdo de Ayuntamiento, la autoridad es el Ayuntamiento y ya se dio un acuerdo con ustedes”.

 Esto molestó a los comerciantes que le señalaron que en ningún momento se pronunciaron a favor de la obra y retaron al alcalde, síndico y regidores a realizar un censo juntos, local por local, para preguntar quién estaba de acuerdo con la obra.