Buenos Aires.- El Gobierno de Argentina aseguró hoy que, aunque no hay "evidencias claras", las "sospechas" apuntan a que hubo "corrupción" en el proceso de reparación que se hizo en el submarino ARA San Juan, desaparecido desde hace 20 días, durante el mandato de Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015).

"Hubo una denuncia por corrupción que fue archivada sin investigarse y daba cuentas de algunas anomalías que existían. Lo que yo puedo comprobar es que el barco se tenía que arreglar en dos años y demoró cinco", expresó el ministro de Defensa, Oscar Aguad, en una entrevista con el canal TN.

En su primera entrevista desde que el 15 de noviembre se perdió el submarino en el Atlántico Sur con 44 tripulantes a bordo, Aguad aseveró que hay informes de auditoría que dan cuenta de que los materiales usados durante la conocida como reparación de "media vida" de la nave, entre 2008 y 2014, no fueron "de la calidad que se requería".

 

También que hay informes que dan "otra serie de anomalías, como sobreprecios, "que habrá que investigar".

 

Aunque no hay "evidencias claras", sí hay "sospechas" de irregularidades, aseveró Aguad sobre ese proceso de mantenimiento del submarino desaparecido, que fue construido en Alemania e incorporado a la Armada Argentina en 1985.

 

Así y todo, el ministro del Gobierno de Mauricio Macri reconoció que los trabajos de conservación del buque sí se realizaron y que posteriormente el sumergible ha sido "requetecontrolado por la Marina".

 

"La corrupción tiene que ver con los sobreprecios, pero los trabajos se hicieron. (…) Yo creo que son dos cosas distintas, pero hay que investigar", asumió Aguad, para quien el problema de las Fuerzas Armadas en Argentina es que hace 34 años que se las "estigmatiza" por la represión de Estado que hubo durante las dictaduras y por la guerra de las Malvinas contra Reino Unido en 1982.

 

 

En este sentido, opinó que durante el Gobierno de Fernández la política de Defensa era "estigmatizar las Fuerzas Armadas y bajarles el sueldo a los militares".