El Talibán sigue en su búsqueda por consolidar un nuevo gobierno en Afganistán con pasos hacia la normalización económica; el primero de ellos, el retorno de vuelos comerciales al aeropuerto de Kabul, 20 años después de los atentados del 11/S en Estados Unidos.

Tras aquel catastrófico 11 de septiembre, la historia afgana cambió. Señalados de alojar al líder de Al-Qaeda, Osama bin Laden, los talibanes cayeron frente a una coalición internacional, liderada por EU, lo que supuso el fin de su primer régimen, instaurado en 1996 tras la guerra civil en su país.

El pasado 30 de agosto, el último avión militar estadounidense despegó del aeropuerto de Kabul, lo que terminó con una ocupación que se extendió a lo largo de dos décadas y permitió que el Talibán tomara el poder del país el 15 de agosto.

"Este es un día para Estados Unidos, no para Afganistán", estimó Muhamad Alzoad, empleado de un banco. Para él, el 11 de septiembre "no tenía nada que ver con Afganistán, pero nos hizo sufrir".

El caótico final del conflicto, el más largo en la historia de Estados Unidos, sigue causando polémica en el país norteamericano, que recordaba este sábado a las casi tres mil víctimas de esos atentados yihadistas. El presidente Joe Biden defendió nuevamente su decisión de retirar las tropas de Afganistán.

¿Al Qaeda puede volver? Sí, pero se lo diré, ya están de regreso en otros sitios", aseguró. "¿Cuál es la estrategia? ¿Tenemos que invadir todos los sitios donde se encuentra Al Qaeda y dejar nuestras tropas? ¡Seamos serios!", añadió.

Su predecesor Donald Trump, quien pactó con los talibanes la salida del país, arremetió contra la "administración inepta" de Joe Biden por su "incompetencia" en el retiro de Afganistán.

Poner en marcha el país

Por su parte, los antiguos insurgentes buscan echar a andar de nueva cuenta el país y ofrecer una buena imagen al exterior. En el camino a la normalización económica, este lunes aterrizará en Kabul el primer vuelo comercial, procedente de Pakistán, desde que los talibanes tomaran el poder.

"Tenemos todas las autorizaciones técnicas para las operaciones aéreas", dijo el sábado a la AFP Abdullah Hafeez Khan, portavoz de Pakistan International Airlines (PIA), la aerolínea nacional de Pakistán.

"Hasta este momento hemos recibido 73 solicitudes" de pasajeros interesados "lo que es muy alentador", añadió, estimando que procedían sobre todo de organizaciones humanitarias y periodistas que desean ir a Kabul.

A finales de agosto, el aeropuerto de Kabul vivió momentos de caos durante la evacuación de 123 mil personas en dos semanas, una operación manchada por el sangriento atentado suicida reivindicado por el Estado Islámico, que dejó más de 100 fallecidos.

Por su parte, el aeródromo ha ocupado gran parte de la atención de los nuevo dueños de Afganistán, que buscan ponerlo en funcionamiento con la ayuda técnica que les brindó Catar.

La semana pasada, dos vuelos con destino a ese país despegaron de las instalaciones en la capital afgana, llevando a cerca de 200 personas que buscaban salir del país, la mayoría con pasaporte extranjero.

Igualmente, dos aviones aterrizaron el sábado con suministros, como carne, leche en polvo, aceite de cocina y otras provisiones, según pudo constatar la AFP.

La policía afgana ha reanudado el trabajo en los puestos de control del aeropuerto de Kabul junto a los talibanes, informaron este domingo dos agentes, por primera vez desde que el movimiento islamista tomó el poder el 15 de agosto.

Miembros de la policía afgana se encontraban en varios puestos de control situados en el exterior de los principales edificios del aeropuerto, constató un periodista de la AFP.

"Volví al trabajo ayer, más de dos semanas después de que me enviaran a casa", declaró a la AFP uno de los policías que pidió el anonimato.

"Recibí una llamada de un comandante talibán de alto rango que me pidió que volviera. Fue maravilloso, ayer. Estoy muy feliz de volver al servicio", contó otro.

Un empleado del aeropuerto, encargado de la seguridad de una compañía privada, confirmó que la policía se desplegó alrededor del aeropuerto el sábado.

"Garantizan la seguridad con los talibanes", dijo a la AFP, una semana después de que los nuevos amos del país instaran a las fuerzas del antiguo gobierno a integrar los nuevos servicios de seguridad.

El último refugio para el trabajo de las mujeres

Casi un mes después de que los talibanes se hicieran con el control de Afganistán, Rabia, de 35 años, ha tomado una difícil decisión: superar el miedo al nuevo gobierno y volver a trabajar en el aeropuerto de Kabul.

Esta madre de tres niños, maquillada y vestida con un traje de chaqueta azul, es muy consciente del peligro, sobre todo desde el atentado suicida perpetrado frente al aeropuerto el pasado 26 de agosto, durante las caóticas evacuaciones de extranjeros y afganos que querían huir del nuevo gobierno. Pero, asegura, no tiene otra opción.

"Necesito dinero para atender las necesidades de mi familia", explica a la AFP. Desde 2010, trabaja en la terminal para el GAAC, una compañía que tiene sede en Emiratos Árabes Unidos y que provee servicios de asistencia y de gestión de la seguridad.

"Estaba nerviosa en casa, tenía miedo, no podía ni hablar", agrega. "Me sentía muy mal. Ahora me siento mejor".

Las mujeres que trabajaban en el aeropuerto antes de que los talibanes llegaran al poder, el 15 de agosto, son de las pocas afganas a las que los islamistas han dado permiso para volver a su puesto de trabajo. Pero de las más de 80 empleadas que tenía el aeródromo, solo 12 -Rabia entre ellas- aceptaron volver.

"Mi sueño es ser la mujer más rica de Afganistán. Creo que sigo siendo la más afortunada [...] Haré lo que me gusta hasta que la suerte deje de estar de mi lado", dice Rabia.

Su colega Zala tiene un sueño completamente distinto. Esta joven de 30 años, que iba a clases de francés en un instituto de Kabul, tuvo que renunciar a ellas y quedarse en casa durante tres semanas desde que los talibanes regresaron al poder.

"Buenos días, llévenme a París", suelta, chapurreando en francés, frente a sus colegas, que se echan a reír. "Pero no hoy. Hoy soy una de las últimas mujeres [que trabajan] en el aeropuerto".

Con la pandemia, los fraudes financieros y los robos de identidad han ido en aumento en México, ya que la delincuencia ha migrado por completo al internet, las redes sociales y las llamadas telefónicas para cometer este tipo de delitos.

El vocero nacional del Buró de CréditoWolfgang Erhardt Varela, señaló en entrevista que antes de la pandemia, era común que los delincuentes robaran información de las personas a través de la credencial del electorcomprobantes de domicilio y estados de cuenta que se robaban o que encontraban en la basura, y con los datos personales de la gente contrataban créditos, desde planes de telefonía móvil hasta financiamientos para automóviles o casas.

Pero ahora, la gente pasa más tiempo en casa, por lo que, los delincuentes ahora recurren a los medios electrónicos para estafar.

¿Cómo se roban tu identidad los delincuentes?

Wolfgang Erhardt explicó que a diario se envían aproximadamente 18 millones de correos basura a usuarios de internet, de todo tipo, desde notificaciones que ganaste la lotería, supuestos problemas con el servicio de streaming o con algún banco; en los mensajes adjunta ligas que abren sitios falsos, donde uno voluntariamente ingresa su información personal sin saber que se trata de un engaño para robar la identidad.

Incluso se ofrecen muchos créditos milagro, es decir, aquellos que supuestamente te dan mucho dinero a largos plazos y con tasas de interés fuera del mercado; piden información personal, anexar copia del INE y datos de cuentas bancarias para “depositar” el crédito, pero con ello solo se abre puerta al delincuente, no sólo para el robo de identidad, sino para cometer otro tipo de fraudes, uno financiero.

No obstante, apuntó, esto no ha bastado a los delincuentes, pues se expandieron aún más y empezaron a mandar mensajes de texto o por WhatsApp, así como también han realizado llamas por teléfono, haciéndose pasar por instituciones gubernamentales o empresas privadas, como bancos.

Incluso, dijo, se han identificado páginas falsas que se hacen pasar por el Buró de Crédito, todas pide información personal y dinero a cambio de sacar a la gente del Buró de Crédito. Asimismo, “los delincuentes están metiendo publicidad falsa a páginas de internet y redes sociales para acercarse lo más posible a la gente, también se crearon muchos perfiles falsos diciendo que son empleados del Buró de Crédito, y piden dinero para sacarte del Buró”.

Conforme fue evolucionando el tema de la pandemia se les ocurrió otro tipo de fraude, hacerse pasar por despachos jurídicos, que pide a la gente sus datos y dinero para ampararlos contra el Buró de Crédito, lo cual no es posible, pero la persona de a pie que no conoce de ello cae en la trampa.

“Es muy difícil crear estadísticas, pues muy pocas personas denuncian, y por ende es muy complicado saber qué tan grave es el robo de identidad, sin embargo, el Banco de México el año pasado calculó que México estaba en el octavo lugar a nivel mundial en robo de identidad. Y, según algunas empresas privadas dedicadas a temas de seguridad, se estima que México está en el tercer lugar en robo de identidad en todo el continente americano”, expresó Wolfgang Erhardt.

¿Quiénes son los más afectados ante el robo de identidad?

Ante un fraude o robo de identidad, “los delincuentes no se tocan el corazón” pues toman como víctima a cualquier persona, desde jóvenes hasta adultos mayores.

El vocero nacional del Buró de Crédito detalló que los defraudadores se acercan a la víctima según el grupo de edad; en personas de 18 a 24 años, los delincuentes extraen información principalmente a través de publicaciones y solicitudes de amistad en redes sociales, y por medio “chat-bots”.

Las personas de 25 a 40 años caen principalmente a través de mensajes de texto, por supuestos premios que ganaron o problemas por compras en línea. Las personas de 41 a 65 años caen a través de correos electrónicos, con supuestas aclaraciones de servicios o instituciones financieras, así como ofertas de crédito falsas.

Mientras que, a los adultos mayores de más de 65 años los estafan mediante llamadas por teléfono, con supuestas aclaraciones, alertas de seguridad y temas relacionados al cuidado de la salud.

¿Qué puedo hacer para evitar el robo de identidad?

Para evitar que un delincuente acceda a nuestra información personal de manera física, el vocero del Buró de Crédito recomienda no cargar con documentos que contengan datos como nuestro nombre, CURP, dirección, firma, huella digital (tal es el caso de la INE), para ello es mejor mostrar el pasaporte como identificación, pues contiene menos datos personales. Asimismo, solicitar al banco y a las instituciones que proveen servicios ya no enviar estados de cuenta a los domicilios, pues los delincuentes se los roban.

Para el caso robo de identidad por internet, Wolfgang Erhardt señaló que es importante dejar de utilizar aparatos electrónicos, como computadoras, en lugares públicos (por ejemplo, ciber cafés), pues pueden contener softwares espías que extraen tu información. También evitar conectar tu celular, tablet o laptop a redes de Wi-Fi públicas, pues no siempre son seguras.

Aún más importante, apuntó, dejar de abrir correos electrónicos de dudosa procedencia; evitar descargar juegosmúsica o películas de sitios no seguros o de dudosa procedencia, pues pueden contener archivos contaminados que además de dañar el equipo, pueden tomar el control de éste y para recuperar tu información “los delincuentes piden un rescate”.

BBVA México restableció su servicio luego de las fallas que se presentaron este fin de semana tanto en sus plataformas digitales como en sus cajeros para el retiro de efectivo

A través de su cuenta de Twitter, el banco informó sobre el restablecimiento de su sistema tras más de 10 horas, donde además pidió disculpas por los inconvenientes que pudo haber ocasionado a los usuarios.

Previamente, el banco solo había indicado que tenían intermitencias en su servicio de internet y que estaban trabajando en resolverlas, sin especificar a qué se debía la falla.

De acuerdo con información del Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI) del Banco de México (Banxico), el sistema que regula los pagos por transferencia electrónica, la conexión de BBVA México se restableció este domingo cerca de las 22 horas.

Fue desde el sábado en la noche que los 13 mil 14 cajeros automáticos, la aplicación, la banca en línea y hasta el sistema de pagos con tarjeta en los negocios de BBVA México dejaron de funcionar, causando molestias entre los usuarios.

Además, los cajeros automáticos del banco en la Ciudad de México y otras entidades, presentaron filas de cuadras enteras, debido a las personas que se encontraban a la espera de que se restableciera el servicio para poder sacar su dinero.

 

Según un recorrido realizado por este diario en sucursales bancarias de las alcaldías Iztapalapa, Cuauhtémoc y Benito Juárez, los ejecutivos dijeron desconocer la razón de las fallas registradas.

Y hasta el momento, la banca tampoco ha dado detalles sobre cuáles fueron las causas que provocaron la caída de su sistema y que afectó a los 24.1 millones de clientes.